Certificados

Nuestro compromiso con la eficiencia, la seguridad y la sostenibilidad ambiental se traduce en un valor agregado para los todos nuestros usuarios. 

La instalación de celulosa más fácil y rápida del mercado con ThermikHaus

Preguntas Frecuentes

La APLICACIÓN se realiza de manera proyectada hacia la superficie, en un manto continuo, evitando puentes térmicos o acústicos. Cada máquina es capaz de abarcar 200 m2 diarios.

La aislación con celulosa contiene en hasta un 85% de fibras de papel y cartón reciclados y 15% de sales bóricas. También contiene aditivos para la resistencia al fuego y es tratada con ácido bórax para evitar plagas o roedores. La celulosa no es tóxica, no produce alergias ni picazón, ni al momento de instalarla ni una vez habitando la casa.

Es muy importante que la aislación quede cubriendo absolutamente toda la envolvente (Muros perimetrales, techo y pisos). La cantidad de aislación (espesores) que necesites, dependerá de:

  1. 1.- Donde está ubicada la obra (varía según zona geográfica)
  2. 2.- Qué necesitas aislar (muros, entretechos, piso ventilado)
  3. 3.- Qué estándar le quieres dar a tu proyecto y el presupuesto con el que cuentas.

El espesor que se necesitará depende principalmente de la zonificación térmica en que se divide Chile. Sus ahorros de energía por aislación dependerán del clima, el tipo y tamaño de su casa, la cantidad de aislación que ya tiene en su hogar y sus patrones de uso de energía. Para obtener el valor Resistencia Térmica (R100), es esencial que la aislación se instale correctamente.

Eso depende. Los propietarios más prácticos pueden alquilar máquinas sopladoras para instalar la celulosa en un cielo (tenga al menos otra persona disponible para ayudar). Sin embargo, recomendamos enfáticamente contratar a un contratista experimentado para aplicar aislación en las cavidades de las paredes y otras áreas. THERMIKHAUS recomienda sellar con cinta los espacios alrededor de las cajas eléctricas, plomería, ventanas y otras áreas dentro de la casa antes de la instalación del material aislante.

La celulosa se trata con retardadores de fuego para cumplir con todos los requisitos de seguridad contra todo tipo de incendios. La adición de estos aditivos retrasará la propagación de un incendio, permitiéndole más tiempo para escapar de cualquier peligro, además está comprobado que ante un incendio no existen gases tóxicos emanando.

La aislación con celulosa se usa ampliamente para ayudar a limitar las intrusiones de ruido exterior, así como el ruido entre habitaciones. Donde fluye el aire, sigue el sonido. La celulosa está diseñada para llenar las pequeñas juntas, grietas y huecos ocultos dentro de sus entretechos, muros, pisos y techos. Altamente efectivo como aislación acústica, sirve como una barrera científicamente avanzada capaz de amortiguar los sonidos que normalmente se infiltran y reverberan a través de nuestros hogares.

× Escríbenos